El escenario no es sencillo. Adriana Dávila vuelve en un intento obsesivo por convertirse en gobernadora de la entidad. Con mayor experiencia y madurez, hoy juega mejor las cartas, aunque la sombra funesta de Felipe Calderón la sigue hasta nuestros días. 

En la otra esquina se encuentra el “delfín” del gobernador. Marco Antonio Mena es el alfil que el priismo coloca para defender la plaza. Cuenta con todo el respaldo del aparato estatal y federal. En esta batalla nada está escrito.

El experimentado periodista José Luis Guzmán preparó esta radiografía, especial para Cúpula.

Tlaxcala, el experimento electoral nacional

José Luis Guzmán Zecua

La tierra del guerrero Xicohténcatl se prepara para una nueva batalla electoral, pues el estado más pequeño en extensión territorial del país siempre ha sido una “laboratorio político” para los partidos dominantes, -PRI, PAN y PRD-.

Tlaxcala ha sido gobernada por estos tres partidos en los últimos 20 años, destacan Alfonso Sánchez Anaya del PRD de 1999 a 2005, Héctor Israel Ortiz Ortiz del PAN de 2005 a 2011 y Mariano González Zarur del PRI de 2011 a 2016.

Para estas elecciones locales se renueva el Poder Ejecutivo, el Congreso local compuesto por 15 diputados de mayoría relativa y 10 de representación proporcional, además de 60 nuevos ayuntamientos y más de 400 presidencias de comunidad, el mal llamado “cuarto poder” de la entidad.

De acuerdo con datos del Instituto Tlaxcalteca de Elecciones (ITE), la campaña para candidatos a gobernador iniciará el cuatro de abril, mientras que para diputados locales, ayuntamientos y presidentes de comunidad el tres de mayo y en todos los casos concluirán el uno de junio.

El primer debate obligatorio entre candidatos a gobernador se efectuará entre el 23 y 28 de abril, el segundo entre el 13 y 18 de mayo; a partir del cuatro de abril y hasta el día de la elección en junio de 2016, queda estrictamente prohibida la difusión de campañas publicitarias de programa y acciones de los cuales sean responsables los servidores públicos del Poder Ejecutivo, los municipios y los legisladores locales.

El cierre de campañas será el uno de junio, la elección el cinco de junio, mismo día que se implementará el Programa de Resultados Electorales Preliminares (PREP); del ocho al 11 de junio se efectuará el cómputo de los resultados de las actas de escrutinio por los consejeros distritales y municipales, así como la calificación de la elección, por lo que a más tardar el 12 de junio serán validados los resultados.

Una vez teniendo un mapa de la ruta electoral bien vale la pena adentrarnos en torno a la sucesión gubernamental, aquella que llama la atención pues el próximo gobernador o gobernadora, estará en el cargo por un periodo único de 4 años 8 meses, esto para empatar con las elecciones federales de 2021 y con ello reducir el número de elecciones locales.

Son seis los aspirantes que buscan suceder al actual mandatario priista Mariano González Zarur, que a pesar de su bronco estilo de gobernar y de formas poco políticas ha repuntado a la entidad en diversos indicadores económicos y de estabilidad social, aunado a que su partido –PRI- volvió a ganar en las elecciones federales de 2015 los tres distritos federales llevándose el llamado “carro completo” y dándole al Presidente Peña Nieto tres diputados en San Lázaro, por ello el partido tricolor ha vuelto a estar de moda entre los políticos tlaxcaltecas.

Con seis candidatos, tres mujeres y tres hombres en la boleta de gobernador en junio próximo, seguramente el voto de poco más de medio millón de tlaxcaltecas se dividirá entre tres o quizá cuatro opciones, por ello en esta entrega enfocaremos el análisis en dos de los principales punteros: el virtual candidato priista Marco Antonio Mena Rodríguez y la panista Adriana Dávila Fernández.

Contrario a lo que se pensaba que la decisión para elegir al sucesor de González Zarur vendría de Los Pinos, en el proceso interno del PRI se optó por conservar un proyecto transexenal y dar un voto de confianza al Gobernador de Tlaxcala, Mariano González Zarur al elegir a uno de los suyos, responsabilidad que recayó en el hoy diputado local con licencia Marco Antonio Mena Rodríguez, el cual fue elegido como abanderado de la coalición PRI-PVEM-PANAL-PS al Gobierno Estatal y con ello podría tener medio pie en Palacio de Gobierno dada la fragmentación de los demás partidos políticos.

Los priistas que no fueron.

Amplia baraja tenía el inquilino de Los Pinos para elegir al abanderado priista, pues en noviembre y diciembre del año pasado empujaban fuertemente para lograr la nominación, la ex delegada federal de Sedesol, Anabell Avalos Zempoalteca, el diputado federal Ricardo García Portilla, la ex diputada federal Guadalupe Sánchez Santiago, el ex diputado local Noé Rodríguez Roldán, así como la actual diputada federal Anabel Alvarado Varela.

La decisión de nominar a Mena Rodríguez fue tomada tanto en Los Pinos como en Insurgentes Norte, sede del priismo nacional, esto ocurrió el 5 de Enero del presente año y se ratificó el pasado 7 de febrero en Convención de Delegados, y como suele ocurrir en el priismo todos los sectores ratificaron la unción del diputado local con licencia, sin embargo no todos asistieron a los eventos de unción del candidato priista, esto a pesar de que el 16 de diciembre de 2015 se llevó a cabo la firma de acuerdo por la unidad en la sede nacional de dicho partido teniendo como testigo al dirigente del mismo, Manlio Fabio Beltrones.

Se sabe que derivado de la “operación cicatriz”, los ex rivales de Mena serán enviados a alcaldías, pues Anabell Ávalos Zempoalteca competirá en alianza PRI-PVEM por la alcaldía de la capital tlaxcalteca, Guadalupe Sánchez Santiago seria la candidata a la presidencia municipal de Apizaco, en tanto el rebelde Noé Rodríguez Roldán, podría competir por la comuna de su natal Calpulalpan.

Mena, heredero de un pasado tricolor

mena2

Marco Antonio Mena Rodríguez es hijo de Don Antonio Mena Montealegre, político priista encumbrado en los sexenios de Tulio Hernández Gómez y Beatriz Paredes Rangel. Era un político con ese don de gente, con ese carisma, fue Secretario de Gobierno en el mandato de Beatriz Paredes Rangel, Secretario de Organización del SNTE en el periodo de Enrique Olivares Santana, Director de Tránsito en el sexenio de Emilio Sánchez Piedras, Presidente del Consejo Municipal de Teolocholco, líder estatal del PRI y gestor de la municipalización de Zacualpan. El Maestro Antonio Mena Montealegre estuvo a unos pasos de lograr la nominación por la gubernatura de Tlaxcala, era un político de esos que ya no hay, sin embargo el profesor dejo buena escuela que hoy se ve reflejada en su hijo.

Marco, como le dicen sus amigos, estudió hasta la secundaria en Tlaxcala, la primaria la hizo en el mismo centro educativo en el que laboraba su madre, en la primaria Luis G. Salamanca y la secundaria en el plantel Presidente Juárez. Esa búsqueda de superación lo hizo emigrar y desde el nivel medio superior lo hizo alejado de su tierra. Cursó el bachillerato en la vocacional Ricardo Flores Magón del Instituto Politécnico Nacional (IPN) y después ingresó a la Licenciatura en Administración Pública en El Colegio de México (Colmex), relata en una entrevista dada el periódico La Jornada de Oriente.

Su incursión laboral se dio prácticamente al concluir la licenciatura, pues el actual director del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), Enrique Cabrero, quien era su maestro, lo invitó como asistente de investigador en el Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE) y más tarde, gracias a una beca que obtuvo por concurso, “como todos mis estudios”, también hizo una maestría en Políticas Públicas en la Universidad de Chicago.

Meteórica carrera política

Mena se dice orgulloso de su tierra: “Cuando trabajé fuera del país en Washington, en el Banco Mundial, y en la Universidad de la Ciudad de Nueva York, mi orgullo de ser tlaxcalteca se combinaba con el de ser mexicano, y había mucha receptividad de conocer las tradiciones de Tlaxcala, porque era una novedad conocer cómo se había germinado lo que ahora es México y cómo había surgido el lazo entre Europa y América”, en ese contexto, explica con férrea defensa de sus orígenes.

El hoy candidato del PRI a gobernador  trabajó en la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol), bajo el mando de Esteban Moctezuma y después, en 2000, con la alternancia política, sirvió a la administración panista cuando encabezó esa dependencia Josefina Vázquez Mota.

Después trabajó en el extinto Instituto Federal Electoral (IFE), en donde escaló varias posiciones, como encargado del servicio profesional electoral hasta llegar a asesor del otrora presidente de ese organismo, Luis Carlos Ugalde y después se desempeñó como consultor en diversos proyectos, se dice que para este cargo fue impulsado por la hoy embajadora de México en Brasil, Beatriz Paredes Rangel.

Posterior a ello fue Delegado por México ante el comité directivo para el desarrollo local de la OCDE, coordinador de vinculación con organismos sociales y empresarios en el IMSS

En 2011 regresa a Tlaxcala a invitación del recién llegado mandatario local Mariano González Zarur para hacerse cargo de la Secretaria de Turismo, y en 2013 renuncia a la misma para ser candidato del PRI a diputado local por el distrito 01 con cabecera en la capital del estado enfrentándose a la panista Celina Pérez Rodríguez y derrotándola en las urnas con una diferencia de 2 a 1.

Una vez con el fuero constitucional, Mena fue el operador número 1 del Gobernador en turno al ser coordinador de la fracción parlamentaria del PRI y Presidente de la Junta de Coordinación y Concertación Política del Congreso local, sin embargo no se distinguió por ser uno de los legisladores más activos en cuanto a presentación de iniciativas sino porque fue hábil operador del inquilino de Casa Tlaxcala.

Su meteórica carrera política la completa la unción como presidente estatal del PRI el 25 de enero de 2015, en donde su principal tarea era hacer que el PRI obtuviera el triunfo en los tres distrito federales que posee Tlaxcala para la elección federal pasada, acción que se realizó al hacer diputados federales a Rosalinda Muñoz Sánchez por el distrito 01 con cabecera en Apizaco, Anabel Alvarado Varela por el distrito 02 con sede en la ciudad de Tlaxcala y Ricardo García Portilla por el distrito 03 con cabecera en la ciudad de Zacatelco.

De esta manera, Marco Antonio Mena Rodríguez entrego buenas cuentas a su jefe político, Mariano González Zarur, al darle “carro completo” con tres diputados federales, situación que hizo que también contara para darle la nominación tricolor.

¿Gobernador no poner gobernador?

Hay una máxima en la política tlaxcalteca que dice: “Gobernador no pone gobernador”, y para casos tenemos a dos, Beatriz Paredes en sus tiempos de gobernadora quería imponer al ex Senador Álvaro Salazar Lozano y no pudo ante el dedo presidencial que apuntaba a José Antonio Álvarez Lima, a la postre inquilino de la llamada Casa de Gobierno.

Y en 2004, el entonces perredista Alfonso Sánchez Anaya buscaba impulsar por todos los medios a su esposa María del Carmen Ramírez García y tampoco logró esa hazaña ante el triunfo del neopanista Héctor Ortiz.

Habrá que ver si el mandatario estatal Mariano González Zarur logra desaparecer ese mito y hace que su “delfín”, logre sucederlo en el cargo, esto a pesar de tener rivales de peso como las Senadoras Lorena Cuéllar Cisneros del PRD y Adriana Dávila Fernández del PAN, quienes van en un segundo interno por ocupar la primera magistratura del estado.

El segundo intento de Adriana Dávila

visitan

Madura, coherente e inteligente, así se muestra la Senadora de la República, Adriana Dávila Fernández, quien a más de seis años de la derrota por la Gubernatura de Tlaxcala vuelve a competir en un segundo intento, candidatura que le fue dada el pasado 17 de febrero del presente año por la Comisión Permanente del PAN, acto que atestiguo su mentor político, el ex presidente de México, Felipe Calderón Hinojosa así como sus ex rivales en la interna albiazul, los ediles de Tlaxcala y Huamantla, Adolfo Escobar Jardínez y Alejandro Aguilar López, respectivamente.

Adriana Dávila Fernández siempre ha sido panista, estudió la Licenciatura en Ciencias de la Comunicación en la Universidad del Altiplano en la capital tlaxcalteca, no proviene de una familia política de renombre, sin embargo ha estado inmersa en el activismo del partido azul celeste desde 1997 en donde fue directora de Comunicación y Relaciones Públicas del Comité Directivo Estatal del PAN en Tlaxcala y coordinadora de proyectos de la dirección de relaciones nacionales del CEN del PAN en 1998.

En 2006 coordinó la precampaña y campaña presidencial del PAN en la entidad debido a su cercanía con Felipe Calderón Hinojosa lo cual le valió para ocupar una curul en la LX Legislatura del Congreso de la Unión en donde fue Secretaria del Comisión de Comunicaciones y Transportes.

En 2010 fue candidata a gobernadora bajo la alianza “Por el Progreso de Tlaxcala” y conformada por el PAN, PANAL y PAC, este último, denominado Partido Alianza Ciudadana y comandado por el ex gobernador Héctor Ortiz Ortiz.

En aquel año, la alfil del orticismo era la entonces diputada federal panista Perla López Loyo, no obstante la decisión del inquilino de Los Pinos recayó en Adriana Dávila Fernández, quien a pesar del apoyo del gobierno federal, gobierno estatal e incluso de la red universitaria del ex mandatario Héctor Ortiz no pudo ganar dichos comicios al obtener 193 mil 869 sufragios equivalente al 38.86 por ciento de la votación, contra 231 mil 631 votos del priista Mariano González Zarur equivalente al 46.47 por ciento de dicha jornada electoral.

Diversos analistas señalan que Dávila era una rival competitiva, sin embargo su carácter, inexperiencia e incluso actos de intolerancia, aunados a la traición del grupo en el poder local hicieron que no pudiera refrendar para el PAN dicho gobierno estatal.

Otros factores que influyeron en esa derrota fue que la entonces candidata de la coalición “Honestidad y Transparencia pro Tlaxcala”, Minerva Hernández Ramos compuesta por el PRD, PT y MC, declinara a favor de Adriana Dávila, hecho que marco a los perredistas y pactaron con el priismo de González Zarur.

En cuanto a materia publicitaria fue reprobable la estrategia empleada por el consultor español Antonio Solá, pues en pleno cierre de campaña ante un lleno total de la Plaza de la Constitución en la capital tlaxcalteca, Adriana Dávila se quitó las zapatillas para mostrarse “más humana ante sus simpatizantes”, no obstante, esto fue duramente criticado al español que se hizo famoso en 2006 por hacer la campaña contra López Obrador llamado “un peligro para México”.

En las elecciones federales de 2012, Adriana Dávila Fernández logra imponerse en la elección interna del PAN al Senado de la República y obtiene el primer lugar de la fórmula que tendría como compañero al ex mandatario local Héctor Ortiz Ortiz.

De esta forma ingresa a la Cámara Alta del Congreso de la Unión como Senadora de la República por primera minoría en donde es integrante del Grupo Parlamentario del PAN y Presidenta de la Comisión contra la Trata de Personas, en donde ha realizado un papel importante en contra de este flagelo.

En una entrevista realizada por el diario digital Política Tlaxcala en el pasado mes de diciembre, la legisladora federal comenta: “Estos tres años han sido los más intensos de mi vida, es un cumulo de experiencias las que he llegado a conjuntar en el Senado, he aprendido a tomar decisiones con menos hígado, estoy agradecida con la vida por la oportunidad que me brinda de ser Senadora”, dijo Dávila Fernández al preguntarle que representa el estar en un escaño legislativo.

En estos tres años de trabajo, ¿Qué ha realizado Adriana Dávila en el Senado de la República?

Quiero decirte que nosotros hemos intentamos conjugar la parte legislativa y la parte de gestión, aunque no soy diputada federal he logrado recursos importantes para un gran número de municipios, hay alcaldes que me dicen, “Senadora, ayúdeme con tales calles, con mi panteón”, y de esa manera es como he basado mi trabajo en tres áreas, en la parte legislativa he aprobado 44 iniciativas y 44 puntos de acuerdo especialmente en el rubro de derechos humanos, también tuve la oportunidad de presentar a nombre de mi grupo parlamentario la propuesta del autonomía al Consejo Nacional para la Evaluación de la Política Social (Coneval); de igual manera el tema de paridad de género ha sido medular en mi labor como legisladora y otras áreas en las que he reforzado mi trabajo son en el tema de desaparición forzada, la parte de migración donde presente una iniciativa de protección a niños y adolescentes y el trabajo más intenso que hemos tenido es en la comisión contra la trata de personas donde soy su presidenta pues los foros que se  han realizado han sido benéficos.

Otro tema que también me ha tocado atender son las solicitudes de  apoyo, pues hemos dado más de 30 mil de ellas a ciudadanos que más lo necesitan, por ejemplo, desde hace 5 años apoyo a una fundación de niños con cáncer y problemas renales, que son asuntos verdaderamente graves, aunado a ello he gestionado 88 millones de pesos para diversos municipios, en Calpulalpan y Zacatelco remodelamos sus respectivos parques municipales y panteones, también se gestionaron unidades deportivas, un ejemplo es el municipio de Yauhquemehcan, en otros más hemos apoyando en la gestión de nuevas aulas para escuelas, pavimentación, drenaje y adoquinamiento como Apetatitlán y Acuamanala.

Tercer informe legislativo, el destape.

“No lo veo de esa manera, siempre me ha preocupado el tema de la transparencia y rendición de cuentas, presenté un informe los tres años que estuve como diputada federal y llevo también tres informes como Senadora, y justamente en este tercer informe me llevo un buen sabor de boca al saber que acudieron diversas organizaciones de la sociedad civil, como integrantes del Instituto Nacional de Ciencias Penales, la fiscal especial en materia de trata de personas de la Procuraduría General de la República (PGR), Ángela Quiroga Quiroga, así como mis compañeros Senadores Roberto Gil, Ernesto Cordero y el Presidente de mi partido, Ricardo Anaya, también me dio gusto saludar a alcaldes y diputados de otros partidos políticos que coinciden con mi proyecto”, dijo al preguntarle si dicho evento llevado a cabo en la Plaza de Toros de su natal Apizaco fue una manera de arranque hacia el proceso electoral de 2016.

Soy parte de la formación de Felipe Calderón

“Después de 22 años de trabajo me encuentro en una etapa de madurez plena, estoy lista para lo que viene, pero ni me confió, ni me detengo, hay que trabajar mucho aún para llegar a la meta”, apuntó la legisladora federal al cuestionarle cuando pedirá licencia a la Cámara Alta del Senado de la República.

“Siempre he sido apasionada en lo que hago, sin embargo he sabido madurar, hace 5 años después de la derrota muchos creían que Adriana no tenía nada que hacer, porque se había ido su padrino (Felipe Calderón Hinojosa) sin embargo en 2012 llegamos al Senado y hoy te puedo decir que a pesar de que no pertenezco a la elite política del estado, que no tengo “pedigrí” político, soy parte de los ciudadanos que desean cambiar a Tlaxcala.

Me considero parte de la formación de Felipe Calderón Hinojosa, sin duda el mejor presidente que México ha tenido”.

Descartando posibilidad alguna sobre encabezar una candidatura ciudadana, la Senadora de la República Adriana Dávila Fernández, apuntó: “El PAN es el partido en el que me forme hace 22 años, no descarto que pueda encabezar un proyecto ciudadano, sin embargo deseo seguir trabajando por mi partido, y sobre las alianzas, uno tiene que construir acuerdos con panistas, perredistas, priistas y especial con aquellos que no tienen partido, respeto las diferentes ideas que tengan de las alianzas, pero no es necesario una coalición para poder ganar”, espetó la también aspirante al gobierno del estado.

En entrevista, la mujer que aspira por segunda ocasión a ocupar la primera magistratura de Tlaxcala dijo: “a los panistas les digo que no tengan miedo de apostarle al PAN, que si podemos ganar sin necesidad de tener una alianza, la verdadera alianza está con la gente, con los ciudadanos apartidistas, imagínate el escenario en Querétaro con Pancho Domínguez, ahí él fue solo con el PAN, a pesar de que se juntó el PT, PRI, PVEM y Nueva Alianza sumado a que el ex gobernador, José Calzada era uno de los mejores calificados en el país, y con una buena estrategia política y electoral se obtuvo el triunfo en Querétaro”, relató.

Dávila Fernández dijo que hay actores dentro del mismo PAN que buscan que pierda, “te puedo mencionar que hay gente que busca que el PAN pierda las elecciones, pues así pueden negociar y tomar asuntos personales, no de grupo,  hay cuadros que ya están con cierta candidata que ya negociaron puestos como la Secretaria de Gobierno y buscan que el PAN pierda, esa considero es una visión mediocre, eso no va con los principios del partido”, apuntó.

No todo es miel sobre hojuelas para el proyecto adrianista en Tlaxcala pues enfrente un partido dividido, esto ante la cerrazón de cuadros importantes que no la apoyan como la ex diputada federal Aurora Aguilar Rodríguez identificada con el ex líder nacional del PAN Gustavo Madero, el edil de Tlaltelulco, Miguel Ángel Polvo Rea, parte del equipo político del gobernador de Puebla, Rafael Moreno Valle Rosas, así como la ex legisladora Leonor Romero Sevilla.

Y la cereza en el pastel fue la decisión de apoyar al virtual candidato tricolor Marco Antonio Mena Rodríguez por parte de los ediles panistas de Contla de Juan Cuamatzi y Apizaco, Filemón Acoltzi Nava y Jorge Luis Vázquez Rodríguez, el últimos de estos identificado con el proyecto de la apizaquense en 2012.

* El autor es Licenciado en Mercadotecnia con especialización en Comunicación y Relaciones Pública por el Tecnológico de Monterrey. Actualmente es director general del portal digital PoliticaTlaxcala.com.mx así como del despacho G&C Consultores Políticos.

No hay comentarios

Dejar una respuesta